The Last Emperor

El último Emperador (1987)

Un filme que ganó 9 óscares en 1987, un filme que aún empleó numerosos extras para su filmación, una película biográfica que impacta aún en el presente y la pasión que inspira llega hasta la médula, este filme se titula “The Last Emperor”.

image

“The Last Emperor” fue dirigida y escrita por Bernardo Bertolucci  (Last Tango in Paris, 1972), quien logró ganar el óscar como mejor director y mejor película (entre otras categorías), debido a su esfuerzo, pasión y visión para proyectarnos no solo la historia de un país, sino una serie de sentimientos y frustraciones que el último emperador de China vivió durante su vida, a partir de sus 3 años.

A lo largo del filme, somos testigos no sólo de la vida de un líder que jamás logra desenvolverse como figura imponente

A decir verdad, este filme trasciende más allá del nombre de los actores, no es como ahora, que un actor famoso o “de moda” debe ser protagonista para considerar una película como atractiva.  Menciono lo anterior porque el reparto se integra por actores chinos y aunque entre ellos sí destaca un actor famoso de aquel momento, éste desempeña un papel secundario y es uno de los últimos actores que tienen un verdadero don actoral; estoy hablando de Peter O’Toole (Lawrence of Arabia).

image

Por otro lado, la fotografía de “The Last Emperor” corre a cargo de Vittorio Storaro (Apocalipsis Now), categoría por la cual ganó un óscar y al respecto, éste hace un buen trabajo, resaltan los paisajes y el colorido de los escenarios. Sin lugar a dudas, nos transporta a la época imperial en China.

image

“The Last Emperor” recrea la vida del último emperador  de China (valga la redundancia), quien a la edad de 3 años se vio obligado a abandonar a su madre, para ser enviado a la Ciudad Prohibida, un lugar donde sólo el emperador y sus fieles servidores podrían vivir, dejando de lado el contacto con sus progenitores.

A lo largo del filme, somos testigos no sólo de la vida de un líder que jamás logra desenvolverse como figura imponente, sino que además Bertolucci nos permite ser partícipe de la frustración que un país vivió debido a la corrupción, abuso de poder y diferentes formas de gobierno que no se ajustaban a una nueva época que requería de un mayor compromiso por parte de sus líderes.

image

Sin dudas “The Last Emperor” es el clásico de la semana, un filme al que debes darle una y otra oportunidad de ver; es tanta la magnificencia que vives a través de esta película que resientes la aflicción del destino de “El último emperador”.

Si disfrutas de filmes extranjeros, te recomiendo que veas “SNOW FLOWER AND THE SECRET FAN

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *